Comparan su historia con un cuento de hadas

La princesa japonesa Mako de Akishino se casa y renuncia a la realeza

La princesa japonesa Mako de Akishino se casa y renuncia a la realeza, la decisión de la joven no solamente causó impacto en su país, ya que también lo hizo alrededor del mundo.

Los internautas quedaron impresionados al conocer los detalles del reciente matrimonio, así como la decisión que tomó al abandonar a su familia real.

El hombre con el que se unió es un plebeyo que conoció en la universidad que ambos asistieron, el nombre del individuo es Kei Komuro.

Otro de los detalles que captó la atención, es que el gobierno de Japón proporciona cierta cantidad monetaria a las mujeres que pasan por lo mismo, las que se casan con alguien que no pertenece a su linaje y abandonan su título.

Mako de Akishino rechazó el dinero que le correspondía, al parecer, la cantidad ronda en los 1.3 millones de dólares, en su moneda serían un aproximado de 150 millones de yenes.

Algunos comentarios en redes sociales comparaban su historia con una de amor, en aquellas donde hay princesas y príncipes viviendo felices para siempre.

Unos más criticaban su actuar y aseguraban que se arrepentiría algún día, más que nada de haberse despedido de la monarquía para ser una ciudadana común.